Encabezamiento de la página web

 
 

Los indicadores visibles de la salud de las palomas, en la cabeza y en la garganta.

Muchos de los factores que influencian la salud de nuestras palomas están escondidos a la vista de nuestros ojos y solamente a través de una examinación por un veterinario se revelan estos. Sin embargo, hay signos externos que reflejan si varios sistemas internos están trabajando bien o no. Un colombófilo al que le gusta estar bien informado debe aprender como identificar  estos signos. En este artículo vamos a ver los indicadores de la buena salud que involucran a la cabeza y la garganta de la paloma.

Las anginas

Después de abrir el pico de la paloma, lo primero y lo más importante a revisar es la estructura de las anginas. Las anginas son una parte visible del sistema inmunológico de la paloma, y como tal, pueden reaccionar a los organismos potencialmente dañinos.

Las palomas tienen 2 áreas anginosas en la boca. Una es pequeña como del tamaño de la cabeza de un cerillo y está situada en la parte de abajo  justamente dentro de la abertura (glotis) de la tráquea. La segunda es comparativamente larga y circunda en aproximadamente dos tercios del paladar blando de la paloma. Esta está dividida en 2 segmentos con una ranura que corre hacia el centro. La mayoría de los colombófilos están familiarizados con el contorno (espículas) que rodean la base del paladar blando. Las anginas forman un triangulo dentro del paladar blando con el entorno formando el borde de abajo del triangulo. Cuando las palomas están sanas, el área es  visible únicamente por los tejidos que la rodean, siendo de color ligeramente rojizo.

Cuando se estimulan las anginas se inflaman. Y se ponen inflamadas en respuesta a la enfermedad, y en las palomas los dos problemas más frecuentes son las tricomonas y las infecciones respiratorias. Cuando se inflaman las anginas se vuelven rojizas e hinchadas y se contrastan más con los tejidos de alrededor. 

Cuando  las anginas en el paladar se desinflaman, si los dos lados lo hacen uniformemente, la ranura del centro se torna más onda. Y si un lado se agranda más que el otro, la ranura se desviara para un lado, con el segmento hinchado puchando atreves dentro del otro lado. Esta hinchazón quizás cause que desaparezca el borde. Si está asociada con la infección respiratoria, entonces, al disminuir la hinchazón, el borde reaparecerá. Sin embargo, si las anginas son debido a las tricomonas, secciones del borde y por supuesto las anginas mismas se perderán permanentemente.

Con la inflamación de las anginas por un periodo te tiempo largo, aparecen puntos amarillos pequeños esparcidos a través del tejido anginarío. Microscópicamente, esto consiste en el aglutinamiento de células de sangre blancas, llamadas secreciones acrecentadas, y otros cambios inflamatorios.  Las postemas en las anginas invariablemente son asociadas con las tricomonas. Cuando la enfermedad esta activa, ejemplo, los números de tricomona altos, estas postemas  son amarillas e hinchadas en el tejido anginarío, y el perímetro inmediato del tejido anginarío forma una zona roja inflamada. En esta fase, como consecuencia del brote de las tricomonas, las palomas no compiten bien. Al repararse la condición y que ya las anginas no están inflamadas, la postema gradualmente pierde su color, cambiando a color blanco y luego se vuelve una placa transluciente en las anginas. En esta fase la situación ya no está activa más y no puede afectar la forma de la paloma. Las manchas, sin embargo,  tardaran semanas o quizás meses para desaparecer. 

El equipo de vuelo con palomas que tienen manchas blancas en sus anginas nos dice que tuvieron algún brote de tricomonas en el pasado y nos alertan de la posibilidad de que se repita el brote con el estrés de los vuelos venideros. Donde hay palomas individuales que están desarrollando nuevas manchas amarillas en las anginas, el colombófilo debe, si está en plenas competencias, organizarse e inmediatamente limpiarles el buche o alternadamente, administrar un tratamiento con una medicación contra las tricomonas y/ o buscar un consejo veterinario.

Se pueden observar cambios similares en las anginas en la parte de debajo de la tráquea. Sin embargo, estos son indicadores de enfermedad respiratoria.

La mucosidad  

El nivel y apariencia de la mucosidad en la garganta también puede ser una indicación de la salud de la paloma. Cuando las palomas están sanas, la garganta debe aparecer mojada pero sin aparente acumulación de mucosidad. El nivel de mucosidad clara puede  marginalmente aumentar en palomas que simplemente no están bien y pasa más  a menudo que con las circunstancias que producen el estrés, circunstancias tales como problemas con el ambiente en el palomar o una reciente falla en el manejo de las palomas. En vez de administrar  medicamentos por tiempo prolongado, es más apropiado hacer una corrección elemental del problema.

Cuando comienza a acumularse mucosidad clara espumajosa en la parte de atrás de la garganta, particularmente si la garganta se ve roja e inflamada, esta es una indicación de inflamación en el área. Esto esta invariablemente asociado con las tricomonas. El colombófilo debe monitorear a sus palomas por otros síntomas asociados con las tricomonas, como ya lo hemos mencionado en otros artículos, y también buscando consejo veterinario. La mucosidad que se vuelve blanca, de colores o turbia a menudo indica una infección bacterial secundaria y usualmente es debido a la E-Coli.

Con las infecciones respiratorias, se pueden acumular en la garganta secreciones blancas espesas. Estas secreciones, sin embargo, no se forman en la garganta, sino más bien se mueven a la garganta de las estructuras respiratorias contiguas, llamadas sinuses y tráquea. Las palomas tienen varias cavidades huecas en los huesos de sus cráneos, llamadas sinuses. Estas están alineadas por la membrana sensorial, la cual produce  mucosidad en respuesta a la irritación. Se abren dentro de la abertura de la parte de arriba de la boca llamada la coana. Con la inflamación de estas sinuses, ejemplo, sinusitis, como en los humanos con la gripa, se forma la mucosidad pero luego se escurre a través de la abertura hacia adentro de la boca. Y la mucosidad que se forma dentro de la tráquea es carraspeada a la garganta. Algunas veces estas palomas se les puede oír toser o quizás tengan el componente de la mucosidad en su "refunfuño". Tal mucosidad algunas veces circulara abriéndose paso de la parte de arriba de la tráquea, la cual quizás aparecerá roja e inflamada en la parte de arriba de la boca. Algunos veterinarios creen que esta mucosidad está asociada con las micoplasmas y dicen que es muy común, afectando el 90% de los palomares.

La Micoplasma es una enfermedad muy difícil para diagnosticar en las palomas. Solamente algunos laboratorios hacen cultura a las micoplasmas, y es un procedimiento muy costoso. Se usa una prueba de la sangre para diagnosticar las condiciones, la condición es usualmente diagnosticada por cambios sugestivos encontrando  ya sea un forro de mucosidad blanca en más del 20 o 30% de la tráquea o microscópicamente encontrando un acopio de aguaza esparcida en altos números a través del sistema respiratorio y un aumento en el nivel de la mucosidad producida por las glándulas en la parte de arriba de la tráquea, visible con la autopsia.

Un diagnostico provisional puede también basarse no solamente en los signos mostrados por las palomas, sino también por la respuesta al tratamiento. Algunos veterinarios dicen que el problema es tan común que se asume que un palomar está infectado al menos que haya sido tratado antes de las competencias o reciente durante las competencias, y dicen que aunque no afecta a la salud de las palomas, clínicamente, si tiene un afecto grande en la forma de la paloma. Con severas infecciones respiratorias la mucosidad se acumulara en el margen del pico donde se convierte aire seco y amarillo.  

Cuando se evalúa el nivel de la mucosidad, las palomas no deben ser examinadas después de haber comido o ejercitado ya que algo de la mucosidad normalmente se encuentra en la parte superior del buche, durante este tiempo, y se mueve dentro de la garganta. De manera similar, esta mucosidad puede ser friccionada dentro de la garganta. 

El color

El forro (membrana de mucosidad) de la garganta debe ser de color rosado cuando las palomas están sanas. Se vuelve pálido con la anemia (cantidades bajas de células rojas en la sangre) y baja presión sanguínea, lo cual ocurre con la salud pobre. Con la cantidad normal de células rojas en la sangre y la presión sanguínea normal, la célula de sangre de la parte de atrás de la garganta debe estar abultada y pulsar con el palpitar del corazón. Con los problemas respiratorios, el forro se volverá azul pálido debido a que la sangre no contiene suficiente oxigeno. La lengua, cuando la paloma está sana deberá también ser de color rosado. Si esta morada la punta de la lengua puede indicar problemas respiratorios. Sin embargo, algunas palomas tienen  pigmentación natural en la punta de la lengua y por lo tanto es cuestión de uno conocer a sus palomas para evitar confundirse.

Los defectos en el contorno (delineación)  de la lengua usualmente indican un principio de viruela. Las placas amarillas en la lengua o en la garganta, son ya sea un problema vesicular viral (Circo virus, herpes, viruela) o ulcera de tricomonas. Como regla general, si se forma una línea a través de la base del pico, y una placa amarilla al frente de este, será viral y atrás serán tricomonas. Las tricomonas son organismos frágiles y el entorno de la base del pico hacia adelante es muy hostil para estas.

La forma de la tráquea

Una paloma que esta respirando normalmente puede relajar los músculos de la tráquea y su abertura aparecerá angosta y alargada. Pero si la paloma está teniendo problemas para conseguir respirar, hay varios mecanismos disponibles para proveer mas oxigeno. Puede contraer los músculos de la tráquea, la cual se dilata y le da a la abertura una forma redondeada. Una paloma sana tiene la glotis (abertura de la tráquea), angosta, alargada con bordes definidos y con pequeñas espículas junto al lado.  Entre más redonda sea la glotis (laringe), mas batalla la paloma. Para proveer más oxigeno. La paloma también puede respirar más rápido y más profundo. Esto causara que se mueva la laringe, en el proceso elevando la punta de la lengua. En una paloma en buena salud, la lengua estará acostada plana en la parte de debajo de la boca y la glotis (laringe) parecerá quieta pero no le ponga mucha atención si la lengua esta elevada al borde de la abertura del pico, preste más importancia en otros signos (señas). La obesidad y la postura de huevos pueden causar estos signos, pero también el espacio ocupado por las lesiones abdominales  y las infecciones respiratorias, particularmente de los sacos aéreos. La forma de la laringe también varía entre familias y como regla general, los machos tienen ligeramente más grande la abertura.

La ranura de la tapa de la boca de la paloma debe estar libre de deshechos  y ligeramente abierta. Las palomas respirando normal, al tenerlas en la mano deben tener su pico bien serrado. Y si es difícil ver si hay un ligero espacio, el pico puede ser detenido serrado mientras monitoreamos a la paloma para buscar señas de aflicción.

Sinuses  

Como ya lo mencionamos antes, dentro del cráneo de la paloma hay algunas pequeñas cavidades llamadas sinuses. Una de estas rodea el ojo en forma de dona. La sinuses se interconecta a través de unos conductos muy pequeños, lo cual significa que están drenando mal. Con la infección respiratoria, el líquido se puede acumular en las sinuses, causando que estas se abulten, llevando a una hinchazón alrededor del ojo. Esta hinchazón puede físicamente sofocar el ducto de las lágrimas (el cual lleva a las lágrimas del ojo hacia adentro de la coana), causando que las lagrimas inunden el margen del parpado y humedezcan la superficie. Cuando revisemos hinchazones, la cabeza se debe revisar y ver no solo de lado sino también de frente y arriba.

Los parpados

Las palomas tienen, además de los dos parpados que nosotros tenemos, un tercer parpado (la membrana nictitating). Todos los parpados están forrados con una membrana llamada conjuntiva. Cuando está inflamada, se vuelve roja e hinchada. Esto es asociado usualmente con la infección respiratoria. Cuando la infección es apacible (ligera), el tercer parpado puede tener problemas para caber atrás de los parpados principales porque debido a el grosor de la membrana, está lo cubre. Una infección severa es el clásico "ojo lloroso". Sin embargo, no todos los ojos rojos llorosos están asociados con la infección respiratoria. Algunas palomas viejas, particularmente si son muy narizonas, desarrollan parpados holgados que no caben, conduciéndolos a aire seco de la membrana conjuntiva e irritación. Esto se combina cuando la paloma trata de mitigar la irritación tallándose el ojo con el borde de su ala.   

Los parpados, particularmente en las palomas pintas, son un sitio para que los rayos U.V. -provoquen tumores. También sobrevienen los quistes en las células. Los quistes en las células producen una mucosidad que permite que las lágrimas se peguen a la superficie del parpado, en el proceso de prevenir que el parpado se seque al estar volando la paloma a través del viento. El parpado de un mamífero con aire pasando por el a la velocidad que vuela una paloma se secaría. 

Las ojeras

Las palomas producen un polvo blanco, el cual cubre al ojo y las ojeras. Que falla la producción de este polvo cuando la paloma está enferma y las ojeras se tornan opacas. Además, con la infección respiratoria, brotan manchas con secreciones. Un material inflamatorio que se forma en la sinuses que se drena de debajo de las ojeras y después a través de la ranura en la parte de arriba de la boca dentro de la parte de atrás en la garganta. Al volar este material bajó la nariz y las ojeras, las ojeras actúan como una esponja, absorbiendo este material, el cual está manchado con varias sombras cafés dependiendo en el volumen presente del material. No todas, las ojeras menos blancas, sin embargo, si indican un problema. La lluvia puede lavar el polvo blanco que cubre las ojeras, exponiendo la sangre roja de abajo para darle a las ojeras un tono  rosado. Además, las hembras jóvenes pueden perder este polvo blanco a través del excesivo espulga miento.

El ojo    

En una paloma sana, su ojo debe tener un pestañeo rápido, una pupila perceptiva y un rico iris. Una paloma en la cual el ojo se vuelve pálido usualmente tiene uveítis. La úvea es el iris y sostiene las estructuras, flota como una red dentro de la bolsa de líquido que es el parpado. Pierde color en una o dos situaciones:

1.    Un toque físico en el ojo - esto causa que la úvea se agite dentro del parpado, y en el proceso se daña sola o,

2.    Un nacimiento en la sangre de una enfermedad generalizada, la cual lo inflama. Las únicas enfermedades en que ocurre esto con frecuencia en las palomas es la viruela (incluyendo la vacuna) y en algunas infecciones respiratorias. Una pérdida de color en ambos ojos usualmente nos indica que hay una enfermedad severa. Anemia o la perdida en la presión sanguínea están asociadas con enfermedades severas y esto significa que hay menos flujo sanguíneo a través del ojo, dándole a este una apariencia deslavada.

Es sorprendente, toda la información que uno puede obtener con el solo hecho de mirarles  el cabeza, seguido con el proceso de abrirles el pico, y viéndoles adentro de la garganta. Muchos colombófilos hacen esto rutinariamente al agarrar las palomas y es importante hacer de esto un hábito porque al inspeccionar todo esto uno puede ver muchas señales importantes.       

 

 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one