Encabezamiento de la página web

 
 

La mejora y mantenimiento de la salud en las palomas.

Últimamente he visto que casi en todas las convenciones colombófilas hay en exposición un sinfín de suplementos vitamínicos y medicinales para las palomas, que incluso un veterinario profesional se vería abrumado por la gran cantidad de puestos con medicamentos a la venta. Puede uno visitar cada puesto y preguntar por los productos y para qué sirven, y muchos en realidad son de dudosa valía, muchos no hacen nada, y algunos otros hacen más daño que bien, porque algunos hasta son tóxicos.
A veces uno les pregunta de cómo un suplemento en particular trabaja y a menudo le contestan que sirve para cauterizar el forro de los intestinos y que ayuda a absorber mejor los nutrientes. Esto es, por supuesto risible. Y otros venden probióticos, les pregunta uno que cual es el origen del organismo del probiótico y le contestan que de las gallinas. Al mismo tiempo le dicen que la bacteria en las gallinas y las palomas es la misma y por lo tanto todo está bien.
Déjenme decirles que las gallinas tienen un bien desarrollado intestino ciego y por lo tanto tienen tripas traseras fermentadoras, mientras que las palomas no. Mucha de la bacteria que tienen las gallinas es un potencial patógeno, ejemplo, capaz de causar enfermedad en las palomas, particularmente bajo estrés, tal como el estrés causado por las competencias.
Muchas preparaciones de vitaminas y minerales no tienen niveles en las dosis recomendadas. Incluso los vendedores que venden productos que pudieran ser tóxicos le explican a uno sobre el producto con tal sinceridad y sabiduría, que uno hasta se las cree, pero francamente, están en un error. También se miran medicamentos que requieren receta médica y los venden sin esta, o productos sin su etiqueta correcta, o sin la adecuada advertencia veterinaria.
Todos estos productos por supuesto que trabajan, pero si se usan de la forma incorrecta pueden causar más daño que bueno. Por ejemplo, se ha visto clínicamente que los pichones regularmente tratados para las tricomonas y la salmonela con el tiempo realmente desarrollan e incrementan la incidencia de la enfermedad. Palomas con alguna de las enfermedades virales, tales como el circo virus, si les damos el antibiótico incorrecto en realidad empeoran. En un puesto veterinario que vendían medicamentos, un asistente, que obviamente solo repetía las palabras memorizadas, decía que si no les diéramos medicamentos a las palomas, el 90% de ellas se perderían y nuestro hobby de competir con palomas sería casi imposible! Usted puede creer eso si quiere.
Por supuesto, que algunos suplementos son beneficiosos, pero en realidad cree usted que sean necesarios. En realidad no hay ningún suplemento que haga magia y creo que cualquiera que crea que si, solamente está mostrando su inexperiencia como colombófilo. El punto inicial para lograr y mantener la forma en un equipo de palomas es previéndoles un efectivo programa de salud en el cual las enfermedades comunes, por lo menos, estén controladas. Platicando con algunos colombófilos, me comentaban que ellos no tenían sus palomas bajo control de las enfermedades más comunes, y que andaban en busca de comprar algún suplemento especial que les ayudara a ganar en las competencias. No es bueno darle a un atleta humano una píldora vitamínica y está tratando de correr con un dedo quebrado, por supuesto que la vitamina no lo va a hacer ganar en estas condiciones.
Las cuatro principales enfermedades a controlar a través de la ruta de vuelos son: las tricomonas, la clamidia básicamente las infecciones respiratorias, las coccidias y los parásitos. En este artículo hablaremos de la más importante de estas enfermedades, que son las tricomonas.
Las tricomonas
Cualquiera que haya tenido palomas por algunos años sabrá qué son las tricomonas. El material amarillo que aparece en la garganta considerado como la forma seca de la enfermedad. Cuando las palomas maduran, ellas desarrollan inmunidad natural contra el organismo de las tricomonas y como resultado la respuesta de ellas a los organismos de la tricomona son modificados. Los pichones que todavía no han desarrollado su inmunidad natural, si llegan a estar bajo estrés o se exponen a grandes números de estos organismos, rápido desarrollan una infección severa, con grandes números de los organismos presentes, y el característico material amarillo se vuelve visible. La mayoría de pichones tienen algunos rasgos de organismos de la tricomona en sus gargantas. Esto no es un problema de hecho puede ser beneficioso. Este bajo grado de desarrollo y exposición los estimula a desarrollar su inmunidad natural. Cuando el pichón se convierte en adulto su inmunidad natural aumenta. Por lo tanto es más difícil para que ellos desarrollen tricomonas visibles. Pero en palomas de cualquier edad, siempre existe presente un poco de los organismos. Los números tienden a aumentar y disminuir, principalmente dependiendo en que tan estresadas estén las palomas y a qué grado estén expuestas al organismo, en las cestas de vuelo, los organismos de las tricomonas se extienden rápidamente a través del agua que beben y el vuelo en si les proporciona que no haya fin del estrés, tiempo fuera del palomar, mezclas de comida alterada, el esfuerzo, contacto con los predadores, etc. Debido a todo esto, los organismos de las tricomonas fluctúan en la garganta a través de toda la ruta de vuelos.
Usualmente nada es visible para el colombófilo. En niveles muy altos, la garganta quizás aparezca con un poco de mucosa roja pero esta es muy subjetiva. A menudo cuando se les hacen las pruebas a las palomas en lo que parece ser gargantas sanas, se han encontrado altos niveles y viceversa. Las tricomonas son primeramente parásitos, que agarran la nutrición que debería estar disponible para las palomas y sueltan toxinas dentro del sistema de las palomas.
Al subir los niveles de tricomona, el rendimiento en las competencias cae. Los colombófilos que tratan de competir con equipos de palomas con altos niveles de tricomonas pueden esperar ganar solo pocos buenos lugares y si tener muchas pérdidas de palomas. Palomas con niveles elevados de tricomonas se dice que tienen la tricomona húmeda.
¿Cómo monitorear las tricomonas?
Por mucho, la mejor forma de monitorear este problema es obteniendo algo de saliva de la parte de atrás de la garganta y de la parte de arriba del buche de la paloma y examinarla bajo el microscopio. Esta es una prueba simple que solo toma unos cuantos minutos. Cualquier veterinario con experiencia en aves puede hacer esto para nosotros.
La otra forma es comprar un microscopio y hacer la prueba uno mismo. Es fácil de hacer la prueba, los organismos son fáciles de identificar, y la técnica está figurada con fotos en algunos libros. Incluso si usted no usa el microscopio para otra cosa, creo que estar capacitado a usar el microscopio para monitorear los números de tricomonas justifica el costo.
Las ventajas de monitorear la enfermedad es que las drogas se usan cuando se necesitan y no las daremos cuando el resultado sea negativo. Habiendo dicho todo esto, si no es posible revisar sus palomas por un veterinario y no quiere usar o comprar el microscopio, ¿entonces qué puede hacer?
Lo que le puedo decir es que en los laboratorios cuando se examinan equipos de palomas, si han sido tratadas para las tricomonas más de tres semanas a través de la ruta, esperaremos encontrar números elevados de organismos de esta en algunas palomas en aproximadamente 90% de los equipos. Dado a esta incidencia, le recomendaría tratar a las palomas regularmente contra las tricomonas durante las competencias, particularmente ahora que tenemos un sinfín de preparaciones seguras para esta enfermedad. Tenga en mente, como dije antes, que los organismos de la tricomona es el principal parasito que agarra la nutrición de las palomas y libera toxinas en el sistema de las palomas que prematuramente sufrieron agotamiento. No es posible que las palomas puedan dar lo mejor de ellas hasta que al menos los niveles de tricomona estén adecuadamente controlados y los números suben y bajan a través de la ruta de vuelos dependiendo del estrés y la exposición.
¿Cómo tratar las tricomonas?
Todas las drogas efectivas que tratan las tricomonas caen en el grupo llamado el nitro-imidazole. Estos están disponibles en el mercado bajo muchas diferentes marcas pero si usted mira la etiqueta estas contendrán un de los siguientes cinco activos ingredientes. Los cinco nitro-imidazoles comúnmente usados son:
1. Ronidazol – la marca que más gusta es el Turbosole. El Turbosole en polvo agua soluble. La razón del porque gusta el Turbosole es porque el Ronidazol es de potencia al 10%. Muchas otras marcas contienen mucha menos niveles de Ronidazol. Teniendo la droga a niveles concentrados significa que los niveles terapéuticos rápidamente alcanzan y por lo tanto la droga trabaja rápido. El Ronidazol trabaja muy rápido y al mismo tiempo se limpia del cuerpo rápidamente. Esto significa que si la paloma bebe el Turbosole la droga empieza a trabajar dentro de unas pocas horas y al mismo tiempo cuando se detiene, en el transcurso de un día la medicación queda fuera del sistema. Los tratamientos de dos o tres días son efectivos en la mayoría de las infecciones. Esto significa que si el equipo ha sido tratado el lunes y el martes y si es necesario también el miércoles, entonces las palomas pueden ser encestadas el jueves o el viernes en la noche sin droga en su sistema. Si no se les hace una prueba recomiendo tratar las palomas por dos o tres días cada dos o tres semanas durante la temporada de vuelos. Con mi propio equipo yo las trato los lunes y los martes cado dos semanas.
2. Metronidazol – Comúnmente se vende como Flagyl en tabletas o en líquido. El Metronidazol trabaja rápido y una sola dosis dura veinticuatro horas. Con equipos pequeños, a las palomas se les puede dar un cuarto de una tableta de 200 mg. Una vez al día por dos o tres días como tratamiento efectivo. El Flagyl en líquido es azucarado y aromático y por lo tanto no muy sabroso para las palomas. Por esta razón, rara vez se usa.
3. Secnidazol – El Secnidazol está ahora disponible en forma de tabletas combinado con Ronidazol. Se les da a las palomas una tableta diariamente por dos días. El Secnidazol tiene una acción larga y una sola dosis se queda en el cuerpo por algunos días. Combinar esto con el Ronidazol en una tableta es una excelente idea. El Ronidazol comienza a trabajar directamente pero en el transcurso de un día se va del sistema, exactamente como el Secnidazol comienza a hacer efecto. El Secnidazol luego ejerce su acción por varios días. Esto significa que usted obtiene un rápido efecto pero además un efecto prolongado con un solo tratamiento.
4. Camidazol – Disponible como tabletas Spartrix. Esta es una preparación que dura tiempo en actuar. Toma como veinticuatro horas para empezar a matar las tricomonas pero luego ejerce su efecto por varios días. Este es útil para tratar a las palomas temprano en la semana y cuando el equipo es pequeño para administrar dosis individuales.
5. Dimetridazol – Disponible bajo un sinnúmero de diferentes marcas pero la más común es el Emtril. El Emtril es uno de los que debemos tener cuidado en este grupo de drogas. Es efectivo para matar las tricomonas pero tiene un estrecho margen de seguridad y una sobredosis es toxica. La dosis usual es de una cucharada (tres gramos) por cada cuatro u ocho litros de agua. Es mejor comenzar con una dosis de una cucharada a seis litros de agua pero si está caliente el clima se hace una solución más diluida. En una sobredosis, las palomas se ponen mareadas y borrachas (reversible si la droga es retirada) y con una ingestión continua algunas morirán. El Dimetridazol interfiere con la producción de los espermas en los machos por cerca de seis semanas y por lo tanto no se debe usar antes o durante la cría. ¿Entonces por qué usarlo? Cuando se usa correctamente, es una droga anti-tricomonas efectiva y algunas clases de tricomonas que han desarrollado resistencia a otros medicamentos aun son sensitivas a este.
Incluso aunque usted trate para las tricomonas regularmente, ejemplo, dos o tres días cada dos o tres semanas, usted no puede garantizar que cualquier droga en particular está matando a su clase particular de tricomonas.
Se ha visto resistencia a todas estas drogas. Es una muy buena idea tener lavamientos y pruebas del buche ocasionalmente, incluso si se han tratado regularmente, para asegurarnos que la droga está haciendo su trabajo. Fallando esto, hay que cambiar de una droga a otra periódicamente, ejemplo, Turbosole por tres tratamientos y luego un tratamiento con Spartrix, y luego de nuevo el Turbosole, esta acción a menudo cambia la dirección en el desarrollo de resistencia.
Básicamente, del modo que abordamos las tricomonas es, evitando tratar a los pichones al menos que la enfermedad realmente los ponga enfermos. Si encontramos un poco de tricomonas en el buche de un pichón, no lo trataremos. Hay que dejarlos que se expongan lo necesario para que desarrollen su inmunidad natural. Tratar a pichones sanos no ayuda en nada y simplemente interrumpe la exposición y retrasa el desarrollo de la inmunidad natural. Una vez que comiencen los vuelos, es sin embargo otro diferente rollo. Habiendo dado a las palomas el suficiente tiempo posible para desarrollar su inmunidad natural, tendremos que asegurarnos que las palomas vayan a los vuelos sin tricomonas presentes, de otro modo ellas no podrán dar lo mejor de ellas. Esto idealmente se hace a través del monitoreo y tratando cuando se identifique la enfermedad o alternadamente tratar periódicamente de un modo apropiado, ejemplo, preventivo, de la forma explicada.
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one