Encabezamiento de la página web

 
 

El manejo y selección de las palomas.

Si queremos sobresalir tenemos que hacer una buena selección continúa

A través de todo el año hemos estado checando a nuestras palomas para ver cuales se van y cuales se quedan;  y para finales del año ya hemos hecho nuestros ajustes, y ya hemos desechado lo que no funciono. No es fácil hacer esto cuando hay palomas que ya hemos conservado por años; pero de nuevo, tenemos que hacerlo. Casi todos tenemos la costumbre de tener algunas palomas extras y no es tan malo para algunos de nosotros que somos fanáticos de las palomas y pensamos diferente.

Hay 2 categorías de colombófilos, y ambas categorías consisten principalmente en personas que tenemos a las palomas mensajeras como hobby. Una categoría es vista como un hobby para pasar el tiempo libre con las palomas y que nos den satisfacciones  con cualquier premio que ganemos de vez en cuando. El otro grupo quiere más; sus palomas tienen que dar rendimientos y si fallan, el colombófilo rápidamente les dirá adiós a estas palomas. Este último grupo, el competitivo, es el más numeroso, y es en el que todos queremos estar.

Sin embargo, no hay nada más molesto que el participar en las competencias y nunca ganar un premio, por lo tanto, sin importar en cual grupo estemos, nadie está contento. Esto es él porque es muy importante el mejorar la calidad de nuestras palomas pero es más fácil decirlo que hacerlo. Existen muchas buenas palomas de venta, especialmente si usted busca en el internet. Sin embargo, todas estas palomas se venden basadas en sus resultados y campeonatos y esos no están a la venta. Estos tampoco vienen en botellas, píldoras o polvos, los resultados son logrados por el 100% de dedicación y profesionalismo.

Para uno poder convertirse en un colombófilo profesional debemos escuchar, leer y criar muchos pichones, especialmente de nuestras mejores palomas. La cesta nos dirá si usted puso a criar al macho correcto con la hembra correcta, pero usted en un cierto modo necesitara también algo de suerte. Se dice que deberíamos aparear excelente con excelente y bueno con bueno. Sin embargo hay muchos ejemplos de palomas que han logrado muy buenos resultados en las competencias pero nunca crían un pichón de valía. Y digo de valía porque a su ganador usted quizás nomas lo criara una vez en 7 años y la mayoría de nosotros nunca lo pondremos a criar. Así que nosotros tendremos que enfocarnos más en la categoría de las palomas de valía porque es con estas que experimentamos  más alegrías.

Palomas excelentes  

Si usted tiene una vez en su vida la suerte de tener en su palomar una paloma realmente excelente entonces esto será por un periodo largo de tiempo y no solamente por hobby. Aunque para comercializar también, afortunadamente hay muchos colombófilos en el mundo que pagan mucho dinero por una paloma excelente, y también pagan cantidades exorbitantes por una paloma normal que tenga un pedigrí prestigioso. Un amigo una vez me dijo que si el comprador también quiere los padres, también se los vende, porque hay muy pocas buenas parejas que produzcan varios hijos buenos. 

Una paloma realmente excelente por lo regular no empieza a marcarse al comienzo de la ruta pero poco a poco se convierte en buena paloma a través de la ruta. Por sus buenas marcas semanalmente se convierte en buena paloma y más tarde al seguirse marcando se convierte en excelente, pero luego se pone difícil la cosa. Por los cambios; de primero no hay problema el mandar a esa paloma a todos los vuelos, pero entre mejor y más seguido sean sus marcas más difícil se hace mandarla de nuevo y de nuevo, especialmente si hay un interés de alguien por la paloma. Hay ejemplos de colombófilos que tienen una paloma así y les da miedo sacar a esa paloma del palomar y ponerla en la cesta, y al final de la ruta ni siquiera la quieren dejar salir del palomar por miedo a que algo le pase. Si le preguntan al dueño que, qué pasaría si se le enferma o muere esta valiosa paloma, solo de pensarlo se pone nervioso. Mi consejo es; que si hay un buen comprador véndala lo más pronto posible y métase un buen billete en la bolsa y quítese ese problema.

El palomar de cría

Una buena paloma merece un lugar permanente en el palomar de cría, lo más pronto posible. Sin embargo, es muy riesgoso poner a una excelente paloma voladora en el palomar de cría, así que mejor deje a alguien más hacerlo. Si realmente hay interés en la excelente paloma véndala, usted sabe las cantidades que se obtienen por ellas y al final de cuentas usted tendrá otras para trabajar! Porque seguramente usted tendrá otra u otras voladoras que se han probado en las competencias y seguramente le ganaran algún premio. ¿A estas palomas buenas conviene criarlas? ¿Cuántas veces no hemos oído decir que los hijos de palomas excelentes se perdieron en el palomar o que ellos no regresaron de un entrenamiento corto? Por supuesto que hay otros ejemplos.    

Solo déjeme decirle que si usted tiene algunas buenas palomas en su palomar, que otros quieren pagar mucha lana por ellas, usted debe venderlas cuando sea posible. Si usted espera mucho, luego estas palomas valen mucho menos porque otras palomas sobresaldrán más que estas, y las suyas ya no serán de mucho interés.

Yo a una paloma que me gana un primer lugar siempre le doy su lugar en el palomar de cría. Y nunca me he arrepentido porque siempre me han dado buen resultado, ya sea en hijos o en nietos, la mayor parte de las veces en este último. Hay también parejas donde ambos de la pareja volaron muy bien pero al criar juntas no dan nada de servicio, usted puede aparearlas con diferente pareja durante la temporada de cría, pero mi experiencia es que la mayoría de las veces esto no trabaja. El punto es que usted debe tener esa clase de palomas que vuelen bien y que vengan de buen criadero, sin importar las estadísticas. En todos estos años que tengo de colombófilo he estado buscando tener varias excelentes palomas, pero créame es muy difícil. Un consejo, en un corto periodo de tiempo usted puede saber el valor reproductivo de sus palomas si usted les pone a sus reproductoras 3 diferentes parejas en la misma temporada de cría.  

Los seminarios

Para la mayoría de colombófilos, los meses después de la ruta de pichones son tranquilos, pero no para todos. Algunos se ven más afanados en estos meses, tratando de ver donde hubo errores para corregirlos, y que eliminar.

Muchas de las veces hay eventos o seminarios con veterinarios en el panel, que naturalmente solo hablan de medicinas, enfermedades etc. pero la mayoría de las veces no consigue uno avanzar mucho.

Déjenme y les digo del porqué no avanza uno en estos seminarios, las buenas palomas no tienen nada que ver con estos veterinarios, cuantas y cuantas veces estos veterinarios no figuran en los grandes premios con sus palomas, los veterinarios solo son para hacer que las palomas enfermas se alivien; esa es su especialidad. También hay fabricantes, importadores y vendedores de toda clase de remedios que disque para mejorar la crianza. Muchos usan todos estos menjunjes porque les gusta agregar cosas. La única cosa que importa es el buen manejo de las palomas, un buen manejador tiene buenas palomas y un buen palomar, y sino este no será un buen manejador, así de simple.

Hay también seminarios sobre la alimentación que no traen nada nuevo. La mayoría de gente que da los seminarios nos dicen que ellos les dan esto y que lo otro. Nos dan varios métodos para volar, tales como que nunca le enseñan las hembras a los machos antes del vuelo, otros que si se las enseñan, pero solo media hora, y otros dicen que el día del vuelo los dejan estar juntos todo el día. Uno usa algo en el agua; el otro usa algo en el agua 2 veces a la semana. Y el caso es que no hay uno solo que diga que solo les da agua limpia todos los días. Unos que limpian sus palomares 2 veces al día; otros que solo limpian sus palomares 2 veces al año. Otros nunca dan cebada; a otro le gusta dar demasiada cebada, es bonito oír todo esto, pero hasta ahí.

Algunos colombófilos  se concentran tanto en estos seminarios que al último se van por el camino equivocado  porque oyen tantas diferentes cosas  y opiniones que cambian constantemente su sistema y sus palomas nunca agarran la forma. Si todo va bien no cambie nada hasta que no sea así, y entonces si debemos hacer mejoras. Es mejor primero mirarse uno mismo en vez de la comida de las palomas. Usualmente uno es el que comete los errores y no las palomas. Hay muchos colombófilos que hacen que sus buenas palomas se hagan malas, pero no hay colombófilo en el mundo que haga a las palomas malas buenas.

El apareamiento de las voladoras

En este periodo es la preparación para la temporada de cría antes de los vuelos. Todos los colombófilos debemos saber que a las reproductoras les deberemos dar el mejor cuidado al igual que a nuestras voladoras antes de una competencia. Las reproductoras no deberán estar muy pesadas pero sí que estén en muy buena condición. Las palomas muy viejas no son aptas para criar en el invierno ni tampoco los pichones criados tardíos. El prolongar la luz del día no es malo pero no es necesario. Lo que sí es muy bueno es primero dejar a los machos jóvenes de vuelo escoger su nido, antes de aparearlos, si es que volamos las palomas apareadas, los podemos encerrar en un nido y de esta forma les facilitamos el escoger su nido. Después de una semana los machos ya están adueñados de su nido.

El apareamiento de reproductoras 

En el palomar de cría es diferente. Aquí decidimos las parejas. Es mejor no dejar a una pareja criar junta por más de 2 años, al menos que esta nos de excelentes pichones. Pero parece ser que si separamos a la pareja a los 2 años y después de los 3 años ponemos a la pareja de nuevo junta, esta particular pareja tiene un extra y pueden de nuevo repetir las buenas crías. Por años, ha sido una cosa normal  el separar las parejas y aparearlas diferente, incluso si nos han dado buenos pichones. Y de esta manera evitamos tener en nuestro palomar muchos hermanos y hermanas, que en un futuro nos conduciría a una consanguinidad muy cerrada.

 

 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one